¿Cómo interponer una queja ante el CPNAA?

¿Cómo interponer una queja ante el CPNAA?

13 abril, 2020 Desactivado Por adminfomento

Cualquier persona puede interponer una queja ante el Consejo Profesional Nacional de Arquitectura y sus Profesiones Auxiliares (CPNAA), esta es la entidad  competente para investigar y sancionar al profesional si lo considera procedente agotado el proceso previsto en la Ley 1768 de 2015.

La violación al Código de Ética, contemplado en la Ley 435 de 1998, podrá representar sanciones, amonestaciones, suspensión en el ejercicio de la profesión, hasta la cancelación de la Matrícula o Certificado de Inscripción Profesional, según el caso.

¿Cuál es el procedimiento para interponer una queja ante el CPNAA?

En primer lugar, se debe presentar un documento relacionando los datos de la persona que interpone la queja (nombre, número de cédula, dirección, teléfono y correo electrónico), así como los datos que tenga del arquitecto sobre el cual se va a presentar la misma (nombre, número de cédula, y también se recomienda agregar el número de Matrícula Profesional, dirección, teléfono y correo electrónico).

En el documento debe hacerse una narración cronológica de los hechos y motivo de la queja, redactados de forma clara y concisa y aportar con éste las pruebas y elementos que sustenten la supuesta falta (fotocopias de documentos, inspecciones, actos administrativos, testigos, entre otros).

Es importante señalar que los sucesos tendrán que estar relacionados con los deberes que indica la Ley 435 de 1998, correspondientes a las obligaciones que tienen los profesionales de la arquitectura con los ciudadanos.

¿Qué pasa si la persona que interpone la queja no tiene el número de matrícula del arquitecto sobre el que se va a quejar?

No es obligatorio contar con el número de matrícula del profesional que se ve a denunciar, sin embargo, sí es indispensable conocer el documento de identificación y nombre completo, ya que sólo con esta información se puede individualizar e identificar al profesional de la arquitectura que se va a investigar.

¿Se necesita un abogado que represente o asesore al usuario que quiere interponer una queja ante el CPNAA?

No. El quejoso puede presentar la queja directamente en los términos ya señalados.

¿Quiénes son sujetos procesales en la actuación disciplinaria?

Las partes de un proceso disciplinario ante el CPNAA están representadas por el arquitecto investigado y su defensor, si lo tuviere. Así pues, el quejoso, es decir quien interpone la queja, sólo podrá intervenir conforme lo previsto en el parágrafo del artículo 24 de la Ley 1768 de 2015, que dispone: “La intervención del quejoso se limita únicamente a presentar y ampliar la queja bajo la gravedad de juramento, a aportar las pruebas que tenga en su poder y a recurrir la decisión de archivo y el fallo absolutorio”.

¿Se puede poner una queja sin ser el afectado directo?

Sí. Según el artículo 23 de la Ley 1768 de 2015 cualquier persona natural o jurídica podrá interponer una queja.

Cuando una comisión de veeduría, Procuradores Urbanos, Secretarias de Planeación, Inspecciones de Policía u otra autoridad sella una obra u ordena una demolición por no cumplir con las normas urbanísticas, se dará inicio a investigación por informe, esto significa que es competencia del CPNAA abrir una investigación a los arquitectos relacionados con los hechos que dieron origen a la decisión de la Autoridad Urbanística.

Igualmente, las investigaciones se pueden iniciar de oficio, es decir, por ser un caso de amplia connotación pública cuya incidencia afecta a la comunidad, en ese caso, el propio CPNAA podrá abrir un proceso disciplinario si lo considera pertinente.

¿Cuáles son los principales hechos por los que se reciben quejas ante el CPNAA?

La mayoría de quejas que se presentan ante el Consejo Profesional Nacional de Arquitectura y sus Profesiones Auxiliares corresponden al incumplimiento en trámites de licenciamiento, por ejemplo se contrata un arquitecto para que tramite y obtenga una licencia y no se cumple. También por infracción en acuerdo de voluntades para la ejecución de trabajos de obra.