LA NUEVA ERA DEL CPNAA

ENRIQUE2Bogotá, 10 de febrero de 2020. El arquitecto británico Norman Foster mencionó alguna vez que, para ser arquitecto, se debe ser optimista y curioso. Dos cualidades necesarias para el líder de cualquier organización, sobre todo si se trata de una entidad del Estado que tiene la obligación de cumplir funciones asignadas por ley encaminadas a fomentar el positivo desarrollo de una profesión.

Con esto en mente, y considerando la necesidad de renovar el liderazgo de la entidad de cara a los retos que enfrentan los arquitectos colombianos, la Sala Plena del Consejo Profesional Nacional de Arquitectura y sus Profesiones Auxiliares (CPNAA) eligió al arquitecto colombiano Enrique Uribe Botero como director ejecutivo, a partir de febrero de 2020.

Desde este rol, el arquitecto liderará acciones tendientes a fortalecer el ejercicio ético de la arquitectura en Colombia y garantizar el adecuado control y vigilancia de la profesión. Para lograrlo, la entidad se planteó un plan estratégico que, para la vigencia 2020, contempla acciones relacionadas con la capacitación, la investigación, la innovación, la colaboración, la tecnología y la legalidad.

Uribe Botero se graduó de la Universidad Nacional de Colombia y cursó una maestría en Arquitectura Urbana en la École National d’Architecture de Paris-Belleville y estudios en Arquitectura del Paisaje en la École National Superieur d’Architecture de Paysage de Versalles.  Desde su regreso a Colombia, ha trabajado como arquitecto y urbanista en proyectos de diseño, arquitectura, urbanismo y paisaje.  

En los últimos 30 años, además, ha ocupado cargos como el de director del Jardín Botánico José Celestino Mutis, entre 2001-2003; jefe de la Oficina Asesora de Gestión Ambiental del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), del 2004 al 2005, y director técnico de la agrupación Acanto de Amarilo S.A., en 2011. A ellos se suman otras posiciones tanto en el sector público como en el privado.

Su experiencia en áreas como las de diseño, interventoría, construcción, docencia y otros campos propios de la arquitectura, le ha dado, como él mismo explica, un entendimiento de las problemáticas de su profesión, así como del funcionamiento de las entidades nacionales y locales que tienen el enorme desafío de concebir ciudades amigables y sostenibles.

Por eso, desde su nueva posición, trabajará para “recuperar la dignidad de la arquitectura”, según afirma. Bienvenidos todos a esta nueva era del CPNAA.

Pie de foto: Enrique Uribe Botero, director ejecutivo del CPNAA / CPNAA.

Lunes, Febrero 10, 2020

EL CPNAA Y LA SCA SUCRE SE COMPROMETEN CON LA AUTORREGULACIÓN EN LA ARQUITECTURA

SUCREBogotá, 10 de febrero de 2020. El CPNAA y la Sociedad Colombiana de Arquitectos Regional Sucre firmaron el “Pacto CPNAA por la autorregulación del ejercicio ético de la arquitectura”, que busca aunar esfuerzos con el fin de lograr que la arquitectura y sus profesiones auxiliares se ejerzan responsablemente en el país.

El arquitecto Julio César Báez Cardozo, presidente del CPNAA, afirmó que “suscribir este pacto es un importante paso que las entidades firmantes dan con el objetivo de lograr que los arquitectos del departamento se apeguen al código de ética de su profesión y, de esta manera, no solo generen mejores oportunidades para ellos mismos, sino para la ciudadanía que habita o disfruta los espacios construidos por ellos”.

Por su parte, Élver Chávez Pérez, presidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos Regional Sucre, afirmó que “este pacto es de suma importancia porque nos invita a continuar realizando esfuerzos para que los arquitectos de Sucre continúen por un camino que le apunta a la ética profesional y para que hagan un buen ejercicio positivo de su profesión”.

Al adherirse al pacto, las entidades firmantes asumen el compromiso de cooperar para adoptar estándares éticos comunes que contribuyan a promover el ejercicio legal, idóneo y socialmente responsable de la arquitectura y sus profesiones auxiliares en Colombia.

En ese sentido, se comprometen a fortalecer la contratación de arquitectos y profesionales auxiliares que cuenten con la Matrícula Profesional y/o la Certificación de Inscripción Profesional a través de la verificación y exigencia de estos documentos expedidos por el CPNAA, que demuestran que las personas están ejerciendo su profesión legalmente y les permiten acreditar su experiencia. Igualmente, velarán porque los arquitectos extranjeros residentes en Colombia cuenten con la Licencia Temporal Especial, que les permite ejercer su profesión legalmente en el país.

Mediante este pacto, el CPNAA prestará asesoría a las entidades firmantes cuando así lo requieran en relación con la expedición de los documentos mencionados. Así mismo, fortalecerá a los equipos de trabajo de la SCA Sucre con charlas sobre el ejercicio ético, legal y socialmente responsable de la arquitectura y sus profesiones auxiliares y facilitará el acceso a las herramientas de aprendizaje virtuales contenidas en el Aula virtual del Consejo sobre temas de interés de estos profesionales.

La SCA Sucre, por su parte, facilitará la información de arquitectos vinculados a ella por medio de cualquier modalidad. Esto se hará con el fin de facilitar la verificación de la Matrícula Profesional, el Certificado de inscripción Profesional o la Licencia Temporal Especial de estos profesionales por parte del CPNAA, según sea el caso.

Las entidades firmantes promoverán jornadas de capacitación a sus agremiados o afiliados sobre temas relacionados con la ética como parte de la estrategia de crecimiento organizacional, así como para promover el compromiso frente al pacto y la importancia de la autorregulación por parte de arquitectos y profesionales auxiliares.

A este pacto pueden adherirse sin ningún costo las empresas o entidades legalmente constituidas en Colombia interesadas en promover esta visión de la profesión e incorporarla como parte de su cultura empresarial.

Pie de foto: Élver Chávez Pérez, presidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos Regional Sucre / CPNAA. 

Lunes, Febrero 10, 2020

EN BOGOTÁ SE ENCUENTRA EL 40% DE ARQUITECTOS COLOMBIANOS

BOGOTA2Bogotá, 10 de febrero de 2020. Bogotá es la ciudad colombiana con mayor presencia de arquitectos con el 40% del total. Les siguen Medellín con 8% y Cali con 6%. Así lo revela el “Estudio de caracterización del arquitecto colombiano – Capítulo Bogotá”, realizado por el Consejo Profesional Nacional de Arquitectura y sus Profesiones Auxiliares (CPNAA).

De ese estudio se desprende que del total de arquitectos de la ciudad, el 64% son hombres y el 36% son mujeres. El porcentaje de participación de las arquitectas en esta profesión se encuentra por encima del promedio nacional en la arquitectura que es 33,4%. En este sentido, la investigación evidencia que la brecha de género se está cerrando con el paso de los años, más que en ninguna otra disciplina y que hoy hay más mujeres arquitectas que en décadas anteriores. Así, mientras que en el grupo de arquitectos con más de 30 años de experiencia solo el 10% son mujeres, este porcentaje asciende a 47% en el grupo de arquitectos con 1 a 5 años de trayectoria profesional.

Con respecto a la formación, en Bogotá es menor el porcentaje de arquitectos que solo tienen formación profesional: este es de 57% frente al 61% nacional, de acuerdo con la misma investigación que, además, deja ver que la ciudad supera el número de profesionales con especialización (25%) y maestría (17%), frente al 23% y 15%, respectivamente, hallados en el resto del país. Al igual que en Colombia, solo el 1% de arquitectos de Bogotá cuenta con doctorado.

En términos de experiencia profesional, según el perfil de los arquitectos elaborado por el CPNAA, la relación del promedio de Bogotá con el nacional es pareja: en el primer lugar se encuentran los profesionales con 11 a 30 años de trayectoria con 37%, seguidos por los profesionales con 1 a 5 años de experiencia con 31%, los arquitectos con 6 a 10 años de experiencia con 21% y los que sobrepasan los 30 años de trayectoria con 11%.

El 82% de los arquitectos de Bogotá se encuentra empleado y el 18%, sin empleo, similar al promedio nacional, evidencia el mencionado estudio. De quienes están trabajando, un 69% lo hace en el sector privado, un 15% labora en el sector público y un 16% en ambos sectores o entidades como las ONG.

En términos de las áreas en las que trabajan estos profesionales, la investigación revela que sobresalen la arquitectura residencial (20%), comercial (17%), bioclimática (15%) y escolar (12%). En cuanto a los cargos ocupados por estos profesionales, sobresale el de arquitecto con 18%, seguido por los de gerente (13%), director (8%), residente (5%) y profesional (3%).

El estudio, así mismo, evidenció que la mayoría de arquitectos de Bogotá tiene ingresos de hasta $36 millones de pesos anuales, especialmente quienes tienen de 1 a 5 años de trayectoria profesional. Este porcentaje disminuye a medida que aumenta la experiencia. Así, de los profesionales que tienen de 6 a 10 años de trayectoria, un 45% recibe ingresos anuales de $36 millones a $75 millones de pesos. Igualmente, un 22% de quienes tienen de 11 a 30 años de recibe ingresos anuales de entre $75 millones y $150 millones de pesos.

Finalmente, de acuerdo con el estudio, solo el 23% de los arquitectos de la ciudad ha trabajado en el exterior, un 2.7% más que los arquitectos del resto del país. Principalmente, lo han hecho en países como Estados Unidos, Panamá, Ecuador, España e Italia.

Pie de foto: Plaza de Toros la Santamaría y Torres del Parque en Bogotá / FOTOLIA

Lunes, Febrero 10, 2020

PATRIMONIO CULTURAL Y ARQUITECTURA

PATRIMONIO2Bogotá, 10 de febrero de 2020. El arquitecto Ignacio Consuegra fue elegido como representante de las universidades  ante el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural (CNPC), “órgano encargado de asesorar al Gobierno Nacional en cuanto a la salvaguardia, protección y manejo del patrimonio cultural de la Nación”, de acuerdo con la Ley 397 de 1997.

El CPNAA consultó al arquitecto Consuegra para conocer su posición con respecto a la importancia de que las Instituciones de Educación Superior (IES) y  los arquitectos integren el CNPC  De acuerdo con Consuegra, “las universidades tienen que adquirir un mayor compromiso con el desarrollo de la sociedad. Su papel es fundamental, sobre todo ahora cuando el tema de la conservación del patrimonio está directamente relacionado con la educación y la cultura”.

El arquitecto, quien es magíster en desarrollo de gestión de empresas sociales de la Universidad Simón Bolívar de Barranquilla y doctor en Historia y Artes de la Universidad de Granada de España, también se refirió a los retos que enfrenta el país en términos de bienes de interés cultural y lo que se plantea desde el CNPC para enfrentar esos desafíos y proteger los bienes culturales muebles, inmuebles e inmateriales de Colombia.

Consuegra afirmó que “a través de los años se ha demostrado que el Estado tiene una debilidad presupuestal para atender su compromiso con la conservación de su patrimonio cultural. En este sentido, la incursión del sector educativo, representado por las universidades, podría aportar su conocimiento y convocar acciones que permitan una mayor presencia y supervisión de la comunidad universitaria”.

La elección de Consuegra se llevó a cabo el pasado mes de diciembre, luego de la convocatoria que adelantó el Ministerio de Cultura con las universidades  para este fin. En total, nueve de ellas presentaron candidatos.

Pie de foto: Castillo de San Felipe en Cartagena / FOTOLIA.

Lunes, Febrero 10, 2020

VALOR DEL MES: HONESTIDAD

HONESTIDAD2Bogotá, 10 de febrero de 2020. La honestidad es uno de los seis valores que componen el Ideario Ético que rige el comportamiento diario tanto de los arquitectos como de los profesionales auxiliares de la arquitectura.

En la cartilla “Ética y valores del ejercicio de la arquitectura y sus profesiones auxiliares”, que se puede consultar aquí, el CPNAA recoge dichos valores, con sus respectivos parámetros de conducta. A partir de esta edición del Boletín CPNAA, cada mes encontrará la información relativa a uno de ellos. El primero es la honestidad.

El arquitecto y profesional auxiliar honesto busca los medios correctos para el logro de sus objetivos y se apega tanto a la verdad de los hechos, como a la conciencia de sus propios límites. Es un profesional que recuerda siempre que la honestidad no solo tiene un profundo sentido social, sino que genera confianza y seguridad en las instituciones y personas. Además, este valor favorece la construcción del buen nombre.

Con los siguientes parámetros de conducta se busca promover la cultura de la legalidad y las herramientas contra la corrupción:

  1. No dar a conocer ni promover sus nombres o servicios profesionales en forma engañosa o que induzca a errores.
  2. Cumplir la ley en el desarrollo de sus actividades profesionales.
  3. No ofrecer o aceptar trabajos en contra de las disposiciones legales vigentes, o aceptar tareas que excedan la incumbencia que le otorga su título y preparación.
  4. Respetar la autoría del trabajo y dar un manejo adecuado a los recursos de los clientes.
  5. No contribuir a la expedición de títulos, diplomas, matrículas, Matrícula Profesional de Arquitecto, Certificado de Inscripción Profesional o Certificado de Vigencia Profesional a personas que no reúnan los requisitos legales o reglamentarios para ejercer estas profesiones o que no se encuentren debidamente inscritos o matriculados.
  6. No hacer figurar su nombre en anuncios, membretes, sellos, propagandas y demás medios análogos junto con el de personas que ejerzan ilegalmente la profesión.
  7. No apropiarse de los derechos de propiedad intelectual ni utilizar, sin autorización de sus legítimos autores, para su aplicación en trabajos profesionales propios, los estudios, cálculos, planos, diseños, software y demás documentación perteneciente a terceros, salvo que la tarea profesional lo requiera. En este caso se deberá dar aviso al autor.

Profesional: reconoce tus valores y los de la profesión, así como tus limitaciones o errores. Respeta la autoría del trabajo y da un manejo adecuado a los recursos de tus clientes. Tienes un rol importante en la sociedad, pues eres diseñador, ejecutor y veedor de la construcción de territorios habitables.

 

Lunes, Febrero 10, 2020

Mensaje de solidaridad al consejero Alfredo Manuel Reyes Rojas

El Consejo Profesional Nacional de Arquitectura y sus Profesiones Auxiliares se une, con un saludo de aprecio y solidaridad,  al arquitecto Alfredo Manuel Reyes Rojas, Secretario permanente del CPNAA y Presidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, por el fallecimiento de su señora madre  Ana Rojas de Reyes  “La muerte no aleja a nuestros seres queridos. Por el contrario, los guarda e inmortaliza en el recuerdo”.

El Consejo Profesional Nacional de Arquitectura y sus Profesiones Auxiliares se une, con un saludo de aprecio y solidaridad,  al arquitecto Alfredo Manuel Reyes Rojas, Secretario permanente del CPNAA y Presidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, por el fallecimiento de su señora madre

Ana Rojas de Reyes

“La muerte no aleja a nuestros seres queridos. Por el contrario, los guarda e inmortaliza en el recuerdo”.

 

Jueves, Enero 30, 2020

GRACIAS 2019, UN AÑO DE ARQUITECTURA ÉTICA

EDITORIAL2Bogotá, 9 de diciembre de 2019. A comienzos de 2019, en el Consejo Profesional Nacional de Arquitectura y sus Profesiones Auxiliares (CPNAA) nos planteamos varios objetivos, teniendo en cuenta el plan estratégico aprobado para la vigencia 2019 – 2022. Este plan busca promover el ejercicio ético de la arquitectura y sus profesiones auxiliares entre quienes las ejercen y entre quienes tenemos un rol como veedores de sus actuaciones, incluidos todos los ciudadanos, por el riesgo social que ellas implican.

En línea con esta apuesta, visitamos diferentes regiones del país para acercarnos a las instituciones de educación superior, docentes y estudiantes, así como a las entidades del sector de la arquitectura y la construcción interesadas en promover la ética como eslabón fundamental de su cultura corporativa. Igualmente, recurrimos a la creatividad y la innovación para hablarle a este público de una forma cercana sobre los retos que enfrentan estos profesionales como constructores del mundo que se demanda hoy: un mundo más digno.

EDITORIAL3EDITORIAL4EDITORIAL5

Tras un año de desafíos para nosotros mismos y para el sector, de innumerables charlas, largas conversaciones y acciones que implementamos para que el ejercicio ético de la arquitectura se materialice en el día a día de la profesión, nos complace enormemente haber hallado en este camino tanto a estudiantes como a profesionales con conciencia ciudadana que construyen entornos urbanos más humanos y priorizan en su trabajo la democratización de los derechos.

De la misma forma, nos sentimos afortunados al confirmar que en Colombia existen arquitectos y profesionales auxiliares que, mediante el trabajo interdisciplinar, evalúan las necesidades de la comunidad para generar proyectos de alto impacto que transforman la manera de habitar, visitar, transitar y descubrir nuestras ciudades y municipios. Observamos que estos profesionales están en línea con lo que propone la Nueva Agenda Urbana, hoja de ruta que tenemos para lograr entornos urbanos realmente sostenibles.

EDITORIAL6EDITORIAL8EDITORIAL9

Pero ahí no termina nuestro reto. A noviembre 30 de 2019 contábamos en el Registro Nacional de Arquitectos y Auxiliares de Arquitectura del CPNAA con 77.341 arquitectos y 4.377 profesionales auxiliares, cuya mayoría ejerce legalmente la profesión. Sin embargo, a octubre 31 de 2019 sumábamos 539 procesos disciplinarios activos, en los cuales se investiga la conducta de arquitectos por infracciones a su código ético.

Por esto, de cara a 2020, nos planteamos continuar generando sinergias que contribuyan al fortalecimiento de la arquitectura y sus profesiones auxiliares desde diferentes aristas, como la capacitación, la investigación, la legalidad, la innovación, la colaboración y la tecnología. Esperamos que todos podamos hacer parte de este proceso en el año que comienza.

 

Lunes, Diciembre 9, 2019

Páginas

Suscribirse a Lista contenidos RSS