GRACIAS 2019, UN AÑO DE ARQUITECTURA ÉTICA

EDITORIAL2Bogotá, 9 de diciembre de 2019. A comienzos de 2019, en el Consejo Profesional Nacional de Arquitectura y sus Profesiones Auxiliares (CPNAA) nos planteamos varios objetivos, teniendo en cuenta el plan estratégico aprobado para la vigencia 2019 – 2022. Este plan busca promover el ejercicio ético de la arquitectura y sus profesiones auxiliares entre quienes las ejercen y entre quienes tenemos un rol como veedores de sus actuaciones, incluidos todos los ciudadanos, por el riesgo social que ellas implican.

En línea con esta apuesta, visitamos diferentes regiones del país para acercarnos a las instituciones de educación superior, docentes y estudiantes, así como a las entidades del sector de la arquitectura y la construcción interesadas en promover la ética como eslabón fundamental de su cultura corporativa. Igualmente, recurrimos a la creatividad y la innovación para hablarle a este público de una forma cercana sobre los retos que enfrentan estos profesionales como constructores del mundo que se demanda hoy: un mundo más digno.

EDITORIAL3EDITORIAL4EDITORIAL5

Tras un año de desafíos para nosotros mismos y para el sector, de innumerables charlas, largas conversaciones y acciones que implementamos para que el ejercicio ético de la arquitectura se materialice en el día a día de la profesión, nos complace enormemente haber hallado en este camino tanto a estudiantes como a profesionales con conciencia ciudadana que construyen entornos urbanos más humanos y priorizan en su trabajo la democratización de los derechos.

De la misma forma, nos sentimos afortunados al confirmar que en Colombia existen arquitectos y profesionales auxiliares que, mediante el trabajo interdisciplinar, evalúan las necesidades de la comunidad para generar proyectos de alto impacto que transforman la manera de habitar, visitar, transitar y descubrir nuestras ciudades y municipios. Observamos que estos profesionales están en línea con lo que propone la Nueva Agenda Urbana, hoja de ruta que tenemos para lograr entornos urbanos realmente sostenibles.

EDITORIAL6EDITORIAL8EDITORIAL9

Pero ahí no termina nuestro reto. A noviembre 30 de 2019 contábamos en el Registro Nacional de Arquitectos y Auxiliares de Arquitectura del CPNAA con 77.341 arquitectos y 4.377 profesionales auxiliares, cuya mayoría ejerce legalmente la profesión. Sin embargo, a octubre 31 de 2019 sumábamos 539 procesos disciplinarios activos, en los cuales se investiga la conducta de arquitectos por infracciones a su código ético.

Por esto, de cara a 2020, nos planteamos continuar generando sinergias que contribuyan al fortalecimiento de la arquitectura y sus profesiones auxiliares desde diferentes aristas, como la capacitación, la investigación, la legalidad, la innovación, la colaboración y la tecnología. Esperamos que todos podamos hacer parte de este proceso en el año que comienza.

 

Califique este artículo: 

Average: 3.6 (7 votes)
Califique este artículo
Monday, December 9, 2019