CEREMONIA DISTINCIÓN CPNAA A LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LA ARQUITECTURA 2019 - GERMÁN SAMPER GNECO 2019

LOGO DISTINCIÓN CPNAA 2019

   
 

Seis arquitectos colombianos que dan prioridad a la función social de su profesión, a la vocación de servicio y al bien común, y que además promueven el derecho a la ciudad, recibieron la “Distinción CPNAA a la Responsabilidad Social de la Arquitectura – Germán Samper Gnecco 2019”. Este es el máximo reconocimiento que el Consejo Profesional Nacional de Arquitectura y sus Profesiones Auxiliares confiere a los arquitectos y profesionales auxiliares colombianos.

Los ganadores hacen parte de un grupo de más de 30 profesionales que, tras presentarse a la convocatoria y ser evaluados por un grupo de expertos, fueron elegidos por realizar un trabajo mediante el cual construyen ambientes y entornos para la vida digna y el disfrute equitativo. Estos arquitectos, a su vez, estimulan el actuar ético y responsable de los arquitectos en el país, un comportamiento que promueve el CPNAA.

De acuerdo con Julio César Báez Cardozo, presidente del Consejo, “al analizar las postulaciones se observó que en Colombia existe un gran número de arquitectos que enaltecen la profesión al desarrollar proyectos arquitectónicos que no solo cumplen con altas especificaciones técnicas, sino que tienen en cuenta las necesidades de la comunidad y, por medio de un trabajo colaborativo, generan soluciones colectivas para su entorno”.

 
   
 

La entrega de la “Distinción CPNAA a la Responsabilidad Social de la Arquitectura” también fue la ocasión para anunciar que, a partir de este año, este reconocimiento llevará el nombre del reconocido arquitecto Germán Samper Gnecco 2019, quien no solo es uno de los principales referentes de la arquitectura colombiana, sino que, a través de su trabajo y largos años de trayectoria, también fomentó la responsabilidad social en su profesión.

El jurado que tuvo la responsabilidad de elegir a los ganadores estuvo integrado por la sala plena del CPNAA, integrada por los consejeros Julio César Báez Cardozo, delegado del Ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio; Carlos Naranjo, delegado de la rectora de la Universidad Nacional de Colombia; Alfredo Reyes,  presidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos; Yaffa Gómez, representante de las universidades con facultades de arquitectura, y Diego García,  representante de las profesiones auxiliares, y dos representantes de la sociedad civil: un equipo de expertos de ONU-HÁBITAT y Samuel Ricardo Vélez, presidente de la Agremiación Colombiana de Facultades de Arquitectura (ACFA).

   
  Ganadores Distinción CPNAA a la Responsabilidad Social de la Arquitectura - Germán Samper Gnecco 2019    
  DIEGO MAURICIO ECHEVERRI GONZÁLEZ Diego Mauricio Echeverri, de Antioquia: recibió la “Distinción CPNAA”  en la categoría Ejercicio profesional. Hace 15 años, este arquitecto sufrió un incidente a causa de la violencia que se registraba en Medellín. Le amputaron las dos piernas y ha tenido que vivir en una sociedad que no promueve la inclusión. A partir de ahí surge su interés por trabajar en pro de las ciudades accesibles. Algunos de los trabajos que ha realizado son diagnósticos de movilidad para el proyecto de cooperación internacional entre fundación Alstom, Walk21 y Fundapeatón, que busca garantizar que los niños de la comuna 10 de Medellín puedan caminar seguros en su territorio, y el desarrollo de la plataforma digital Mappaccesible, que permite a cualquier ciudadano denunciar entornos públicos y privados donde no se ofrece accesibilidad a las personas. De acuerdo con el jurado, desde su experiencia de vida, el arquitecto demuestra tener una capacidad de superación y resiliencia que trasciende su ámbito personal y lo conduce a promover la inclusión de personas en condición de discapacidad en la ciudad a través de iniciativas que favorecen o garantizan su movilidad y su acceso a espacios que deberían contar con las características para el disfrute de todos los ciudadanos. Adicionalmente, se vale de la tecnología para crear herramientas que, incluso, pueden tenerse en cuenta en el futuro al momento de diseñar las ciudades. Su trabajo, que tiene un gran impacto, no solo refleja un compromiso con su comunidad más cercana, sino con todas las que puede beneficiar con su herramienta digital.     
  JULIANA RAMÍREZ

Juliana Ramírez González, de Bogotá: recibió mención de honor en la categoría Ejercicio Profesional. Tras desarrollar proyectos arquitectónicos para personas de estratos altos, decidió enfocarse en el desarrollo de proyectos de arquitectura social, diseño colaborativo, pedagogía y construcción colectiva con poblaciones vulnerables. Ha trabajado en proyectos como el Parque de reciclaje en San José de Saco en el Atlántico, baños secos en Zipaquirá y Amazonas, y un centro infantil en el resguardo indígena de Maguaré en el Meta. Es la fundadora de Mapa Bosque, estudio que construye proyectos arquitectónicos que buscan fortalecer el potencial de las comunidades en sus procesos culturales, productivos y de habitabilidad. Llevó la tecnología de baños secos a Ghana. Hoy, adapta el modelo “toilet garden” para llevarlo a comunidades embera en el Atrato que no cuentan con una solución sanitaria. El jurado consideró que su aporte es valioso en términos de su relacionamiento con la comunidad, ya que realiza un trabajo de campo con comunidades vulnerables en diferentes regiones del país y construye soluciones de estructura y equipamientos, reciclaje y sostenibilidad ambiental. Estas acciones aportan a la construcción del hábitat en asentamientos y rescatan el ideal de la arquitecta de lograr la democratización y el acceso a servicios e infraestructuras.

   
  TABBÚ Tabuú – Taller de Arquitectura Pública, de Bucaramanga: obtuvo al “Distinción CPNAA” en la categoría Ejercicio profesional – Grupos de arquitectos. Este taller nació en 2016 y está integrado por un equipo interdisciplinario que trabaja con metodologías participativas para impactar de manera directa en la vida cotidiana de las personas. Bajo el lema “el espacio público: la piel de la democracia”, una apuesta del gobierno de Bucaramanga,  en la que el espacio público se convierte en herramienta eficaz para combatir la inequidad, realiza procesos comunitarios para constituir un nuevo paisaje de alta calidad y para todos. El jurado consideró que este colectivo demuestra que generar espacios públicos idóneos para los ciudadanos es la manera de democratizar su acceso a los derechos fundamentales. Además, promueve la participación ciudadana y la construcción de comunidad para lograr la apropiación de los  espacios por parte de las personas.     
  GILMA MOSQUERA

Gilma Mosquera, por el Valle Del Cauca: recibió la “Distinción CPNAA” en la categoría Labor docente. Tiene 41 años de trayectoria en docencia e investigación en la Universidad del Valle. Ha formado jóvenes arquitectos con sensibilidad social, competencias para formular proyectos de hábitat, desarrollo urbano y vivienda en distintos contextos urbanos y rurales, y conscientes de su responsabilidad con respecto a su papel como diseñadores y constructores de espacios de vida. Aunque está jubilada, continúa dictando cursos teóricos, prácticos y de taller de arquitectura, dirigiendo proyectos y trabajos de grado, impulsando y desarrollando la investigación sobre temas de hábitat y vivienda en Colombia y realizando tareas de administración académica en distintos niveles. Es pionera en los estudios sobre el hábitat y la arquitectura populares de Colombia. De acuerdo con el jurado, ha realizado un trabajo destacable y continuo con las comunidades del Pacífico colombiano y con la población afrodescendiente que la ha conducido a comprender cómo estas personas habitan el espacio, pero no solo desde la perspectiva de la unidad de vivienda, sino en términos de la construcción del hábitat, en línea con la Nueva Agenda Urbana. Es decir que considera las condiciones culturales del entorno donde trabaja, respeta las maneras de ocupar y habitar el espacio y las usa como catalizadoras de desarrollo para la comunidad. Este trabajo no solo lo ha transmitido a sus estudiantes en las aulas, sino a través de múltiples publicaciones.

   

Organizó:

       ONU HABITAT

Apoyó:

Cámara de Comercio de Bogotá