EL LEGADO DE GERMÁN SAMPER GNECCO

german1Bogotá, 9 de diciembre de 2019. En 2019, como un homenaje al arquitecto Germán Samper Gnecco, el CPNAA solicitó a su familia la autorización para que la Distinción CPNAA a la responsabilidad social de la arquitectura, a partir de ahora, lleve su nombre. Esta se entregó durante el 3er  Encuentro de Responsabilidad Social de la Arquitectura, organizado por el CPNAA y ONU HÁBITAT, con el apoyo de la Cámara de Comercio de Bogotá.

En el acto de entrega participó la arquitecta Ximena Samper, hija de Germán, quien aseguró: “mi padre estaría muy feliz de estar acá, y muy honrado con este reconocimiento. Sin la menor duda fue un arquitecto ejemplar y dedicado, pero sobretodo humilde y humano. Su ejercicio profesional lo ejerció con maestría, dedicación, compromiso y conciencia”.

En su intervención, la arquitecta señalo que entre todas las facetas de su padre, quien fue arquitecto diseñador, urbanista, y dibujante,  la que más le generó satisfacción fue la de “viviendista” o “habitacultor”, como él se denominaba. Precisamente, esta dimensión de su ejercicio profesional es la que lo identifica y lo representa como un arquitecto con responsabilidad social.

“Desde esta orilla –explicó la arquitecta- él tuvo la posibilidad de poner en práctica la función social de la arquitectura, que en nuestro país es fundamental, y que si se aplica y se entiende con la profundidad que corresponde puede y debe transformar vidas, familias, y seres humanos con nombre y apellido”.

Frente al auditorio, Ximena también recordó los momentos más relevantes de la carrera de su padre, que comenzó hace más de 60 años con un ejercicio de autoconstrucción en La Fragua junto con su esposa, Yolanda, con quien conformó un grupo de 100 familias y con ellas construyó este emblemático barrio que se convirtió en un importante antecedente para la Acción Comunal de Colombia.

“Después de este barrio siguió Sidauto y luego muchos otros pasando por Ciudad Bolívar, Ciudadela Real de Minas, culminando en la Ciudadela Colsubsidio; todas ellas fueron parte de un proceso de evolución que buscaba, a través de la arquitectura y el urbanismo, mejorar la calidad de vida a los habitantes de estos lugares, darles seguridad, estabilidad y un entorno tan enriquecedor que lograra transformar sus vidas”.

Al finalizar su intervención, la arquitecta recordó las palabras con las que Balkrishna Doshi, arquitecto de la India y ganador del premio Pritzker 2018, dijo sobre Germán Samper Gnecco: “desde que los conocí, a él y a Yolanda, cambió mi vida completamente, nos identificábamos con la modestia de las escalas o mejor con la escala de lo adecuado o apropiado. Me encontré con personas muy humildes y sencillas, y cuya mayor preocupación era la gente”.

Para ver la intervención completa, así como las demás conferencias y paneles del 3er Encuentro de Responsabilidad Social de la Arquitectura, haga clic aquí: https://www.youtube.com/watch?v=tFeZhcZKwew

 

Califique este artículo: 

Average: 5 (1 vote)
Califique este artículo
Lunes, Diciembre 9, 2019