REACTIVACIÓN DEL SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN

10 julio, 2019 Desactivado Por comunicador-cpnaa

Reactivacion2Bogotá julio 10 de 2019. Los primeros meses de 2019 no fueron fáciles para el sector de la construcción, que registró un decrecimiento en su valor agregado, así como un decrecimiento en la construcción de edificaciones residenciales y no residenciales, de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

Para hacer frente a esta situación, el Gobierno Nacional, por medio del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, anunció una estrategia de reactivación tanto del segmento VIS (Vivienda de Interés Social) como no VIS que busca facilitar el acceso a ellas por parte de la población e incentivar el dinamismo en el sector.

La estrategia contempla varias medidas, entre las que se encuentran el aumento del porcentaje del valor de una vivienda no VIS que se puede financiar mediante créditos hipotecarios. Del 70% que rige actualmente se pasará al 90%, lo que constituye un alivio para las personas que no pueden asumir una alta cuota inicial.

Como garantía a estos créditos hipotecarios, el Ministerio dispondrá de $650.000 millones del Fondo Nacional de Garantías, que servirá como una especie de fiador para los compradores de vivienda que deseen acogerse a la nueva normativa, pero no tengan otra forma de respaldar los créditos.

Otra de las medidas incluidas en este plan de reactivación del sector de la construcción está relacionada con la posibilidad que se abre para los ciudadanos de acudir, al mismo tiempo, a los subsidios del Gobierno Nacional y a los de las Cajas de Compensación Familiar para compra de vivienda.

De esta forma, una persona o familia que gane hasta dos salarios mínimos mensuales legales vigentes, es decir $1.656.232, podrá recibir hasta $41 millones para adquirir una Vivienda de Interés Social, siempre y cuando se encuentre afiliada a la Caja de Compensación Familiar.

Este paquete de medidas, que pronto entrará en vigencia, es un incentivo que redundará a favor del sector de la construcción, al que también favorecen las tasas de interés, que hoy son más bajas que hace algunos años, y la oferta de vivienda que existe en todas las ciudades para diferentes segmentos de compradores.