Secretaría del Hábitat Bogotá D.C.: intervenciones en viviendas, progreso en la construcción social

Secretaría del Hábitat Bogotá D.C.: intervenciones en viviendas, progreso en la construcción social

3 agosto, 2020 Desactivado Por adminfomento

Stella Acevedo es arquitecta egresada de la Universidad piloto de Colombia con especialización en planeación territorial. Ha trabajado más de 14 años en el sector púbico, inicialmente hizo parte de la Secretaría de Integración Social y actualmente integra el equipo de la Secretaría Distrital del Hábitat de Bogotá D.C.

Como líder del programa de mejoramiento de vivienda en la modalidad de habitabilidad explica que el principal objetivo de éste es ayudar a las personas a que tengan una mejor calidad de vida a través de reparaciones en sus hogares. Esta iniciativa busca que familias, de bajos recursos, que requieran de estos servicios puedan acceder a ellos mediantes subsidios, otorgados por el Distrito y administrados y coordinados por la Secretaría del Hábitat, con el objetivo de mejorar sus condiciones de vida.

Según lo señala Acevedo, la logística de intervención de estas viviendas no solamente llega a un barrio y a muchos hogares que cumplan con los requisitos mínimos, sino que se intervienen los lugares donde puedan confluir otras intervenciones y de esta manera lograr la integralidad  de mejores condiciones sociales para toda la comunidad.

Conozca un apartado de la entrevista realizada por el Consejo Profesional Nacional de Arquitectura y sus Profesiones Auxiliares (CPNAA) a continuación:

¿Cuál es el proceso de intervención que realiza la Secretaría Distrital del Hábitat y cómo se efectúa?

Nosotros priorizamos los territorios teniendo en cuenta los déficits cualitativos y cuantitativos de esos barrios que hacen parte de los territorios priorizados, que son 32 Unidades de Planeamiento Zonal (UPZ) de mejoramiento integral (…). Es allí donde concentramos  no solo la intervención del programa de mejoramiento de vivienda, sino también otro tipo de intervenciones como andenes, vías y demás, para complementar y hacer que esos barrios donde estamos haciendo los trabajos tengan integralidad en mejorar la calidad de vida de las personas.

¿Cuáles han sido las principales dificultades y aprendizajes en la ejecución de estos proyectos?

La secretaría ha contado con el apoyo de las comunidades. Las personas han estado muy interesadas en participar en este programa de mejoramiento de vivienda.

Ellos básicamente lo que requieren en sus viviendas, para mejorar esa habitabilidad, es intervenciones en baños, cocinas, reemplazo de cubiertas, algunas instalaciones hidráulicas y sanitarias. Esto nos ha permitido no solamente convivir con ellos unos tiempos, mientras se realizan las intervenciones, sino motivarlos a que con sus propios recursos y que con esas motivaciones que la entidad y el Distrito les da, ellos vayan mejorando progresivamente sus viviendas.

Desde su experiencia, ¿cuál es su visión de esta ciudad en los 10 últimos años? Aciertos, desafíos, mejoras.

El tema de habitabilidad en viviendas es extremadamente importante. Es una necesidad muy latente que hemos encontrado, y vemos que las familias no solamente van a poder, con las intervenciones por ejemplo de cocinas, mejorar la preparación de los alimentos, tener un correcto aseo en el interior de las viviendas, sino que también mejora las condiciones de salud (…). Así los niños van  a poder evitar enfermedades pulmonares. En resumen se mejora la calidad de vida y la salud de las personas que residen en estas viviendas con las mejoras locativas.

¿Cuál es la responsabilidad y el aporte que deben tener los profesionales de la arquitectura en la construcción de las políticas y en los proyectos vinculados en la planificación de la ciudad?

Lo que hemos encontrado es que los arquitectos han visto cómo mejoramos la vida de estas personas. Entonces el compromiso de ellos va más allá de un trabajo de ejecución de obras, sino que es un compromiso netamente social. Es un compromiso de poder contribuir mejorando la calidad de vida y conviviendo con ellos en un corto tiempo. Estas obras duran aproximadamente un mes, en ese tiempo nosotros hemos aprendido a convivir con ellos, no solamente solucionándoles esos temas de obras, sino también sociales. También ayudamos y contribuimos a que ellos apropien esas viviendas, las cuiden y las mejoren con el tiempo.